Inicio/ Nosotros/Vidéos/ Galería/ Al encuentro de/ contacto/ Tienda Biogota

Poco conocido hoy en día, el chachafruto estaba presente en las cocinas de nuestras abuelas campesinas y de nuestros antepasados indígenas. Al parecer llegó a Colombia desde el Perú, gracias a los indígenas Inganos descendientes de los Incas y hoy habitantes del departamento del Putumayo.

planta de Chachafruto o Balu Tiene más contenido de proteína que el frijol y la arveja, pero se cocina de la misma forma. Se puede agregar a una sopa de verduras o incluso hacerlo harina para agregar en tortas, arepas o purés. En algunos pueblos del departamento de Cundinamarca como San Bernardo y El Nilo, al chachafruto al igual que a la guatila, se le atribuye la particular longevidad de sus habitantes y se le considera alimento anti-edad.

Con nombres tan diversos como diversas son las regiones y los pueblos en donde ha sido consumido, el chachafruto es otro de tantos frutos nativos de nuestro continente que difícilmente encontramos en supermercados o en tiendas de barrio. Poco lo compramos y poco lo cocinamos. Y sin embargo está aún presente en plazas como Paloquemao. Si lo preguntas seguro lo encuentras, entre hibias, cubios y otros tubérculos de la canasta campesina.

Sachaporoto, que significa frijol de árbol para los Inganos, Juantsembese o arriba-frijol para los indígenas Kamentzá, también del Valle de Sibundoy, Pajuro para los Peruanos. Desde que nos lo nombró una amiga chef hace unos meses nos dieron ganas de probarlo. Árbol nativo que crece entre los 1200 y 2600 metros sobre el nivel del mar, vale la pena sembrarlo, nombrarlo y hacerlo visible en alguna calle Bogotana.

Más sobre el chachafuto o balú aquí

Imagenes y texto por Grupo Colombio

Mas articulos...









HTML Comment Box is loading comments...